Busca tu receta

Cargando...

jueves, 19 de enero de 2017

Kumpir de gambas y guacamole

Los kumpir son típicos de Turquía y consisten en una patata asada rellena de lo que se nos antoje : maíz, encurtidos, ensalada etc. Se suelen ofrecer en puestos callejeros y se comen mientras se pasea, sobretodo en invierno ya que el calor de la patata ayuda a mantener las manos bien calientes.
Hoy os propongo un kumpir sofisticado con gambas y aguacate.

INGREDIENTES (4 personas) :

4 patatas bien grandes
100 gramos de gambas peladas
Maíz
Sal
Pimienta negra molida
Mantequilla

Para el guacamole

Dos aguacates maduros
Dos cucharadas de cebolla picada
Zumo de media lima
Una cucharadita de chili verde picante o rojo si no encontráis del primero (al gusto)
Sal

En primer lugar vamos a asar las patatas con su piel. Las lavamos bien y envolvemos en papel de aluminio. Las introducimos en el horno precalentado a 200 grados entre 30 y 45 minutos, los que sean suficientes para que queden bien blandas (lo sabréis porque al clavar un palillo o un cuchillo éste entra con suma facilidad en la carne).

Mientras se asan las patatas haremos el guacamole. Peláis los aguacates, les sacáis la pulpa, mezclamos con la cebolla picada, el zumo de media lima, la cucharadita de chili y el pellizco de sal. Recomiendo en este caso pasarlo por la batidora eléctrica para que quede bien suave.

Colocamos una cazuela con agua en el fuego y cuando hierve apagamos. Introducimos las gambas peladas y dejamos que se escalden durante 3 minutos. Retiramos del agua y reservamos.

Cuando las patatas estén asadas las retiramos del horno y abrimos en dos mitades sin llegar a separarlas. Debéis trabajar la patata en caliente, así que emplead guantes de cocina para no quemaros.

Sacamos la mitad de la carne, aproximadamente y de esa mitad desechamos la mitad y el resto la mezclamos con una cucharadita de mantequilla, un pellizco de sal y la pimienta negra. Reintegramos esa pulpa sazonada a la patata. Introducimos las gambas en cada patata y las cubrimos con guacamole, echando un puñado de maíz por encima. 

Ya están listas para servir. Lo mejor es llevarlas a la mesa en un cuenco o plato sopero y la gracia del plato, aparte del sabor, es el contraste entre la patata caliente y el relleno.

martes, 17 de enero de 2017

Espárragos verdes con jamón al microondas

Una receta que se prepara en apenas 10 minutos aunque debéis tener un microondas con grill.

INGREDIENTES (4 personas) :

16 espárragos verdes
16 lonchas de jamón serrano´o York, al gusto
150 gramos de queso rallado
Aceite virgen extra de oliva
Sal

En primer lugar vamos a cocer los espárragos. Para ello cortamos la parte más gruesa y dura de los espárragos que desechamos. 

Mojamos con agua toallas de papel de las que se emplean en cocina - sin que estén empapadas, sólo húmedas - y enrollamos en su interior los espárragos.

Introducimos los espárragos en el microondas y a máxima potencia los cocinamos durante 5-6 minutos (750 W) ó 4-5 minutos (850 W). 

Transcurrido el tiempo  los sacáis y comprobáis que estén cocidos. Deben quedar algo crujientes, no blandos del todo. Si no es así, dad un par de minutos más.

Envolvemos cada espárrago con una loncha de jamón. Los colocamos en una fuente que pueda ir al microondas y luego salir a la mesa. Rociamos con un poco de aceite virgen extra de oliva y un puntito de sal (muy poca, el jamón está muy salado). 

Espolvoreamos por encima el queso rallado. Introducimos en el microondas en posición gratinador durante unos 5-6 minutos (hasta que el queso se funda y se empiece a tostar). Si no tenéis grill en el microondas acabáis la receta en el horno a 180 grados posición gratinador durante unos 10 minutos.

Se sirven tal cual, si se quiere acompañados con un poco de alioli.

lunes, 16 de enero de 2017

Meatloaf

Some leftovers of meat from a huge banquet? Or maybe you want to do an elegant main course for your meal using chopped meat? Meatloaf or meat pie is your solution.


INGREDIENTS (serving 4)

400 grams / 14 oz of meat obtained from leftovers varied (chicken, turkey, pork, etc)
Boneless and stuffed olives (about 20)
4 eggs
Red peppers, bell peppers etc
Tomato sauce (100 ml, about half a cup)
Bread crumbs
Chopped parsley
A clove of minced garlic
Salt
Black pepper
Baking paper
A square, narrow and deep pan that can go in the oven

Chop the meat and mix in a bowl with two eggs, tomatoes, a teaspoon of salt, a pinch of pepper, a teaspoon of parsley, a clove of minced garlic and a few tablespoons of bread crumbs and olives and peppers. Knead dough until smooth.
Meanwhile boil the two remaining eggs for about 12 minutes. These two boiled eggs will be used to stuff meat, like olives and peppers, so they are not really "mandatory".
Now let's fill the mold to bring to the oven. Here are two options: use a silicone mold or a mold of conventional steel. In the first case you will be very easy to unmold the cake while in the second it is necessary to cover the container with baking paper or you run the risk that the the dough will stuck.
We extend a first layer with half of the dough and place the two boiled eggs thus when cutting the cake we will cut them into slices. Then we incorporate the remaining dough and with the help of a spoon or spatula we will compress it.
Preheat oven to 200 degrees C / 392 F and enter the mold for half an hour. The dough will rise, although it is normal to get it back down a bit when cooler. If you want to check if the dough is done you can simply stick a toothpick in the center and whether to remove it is dry, it will mean that it is done.
Note that if instead of using leftovers of cooked meat - the remains of poultry and roasts - you use raw meat you use the same method of preparation but the cooking time should be at least 1 hour at 220 degrees / 428 F.
The meatloaf is served in an elongated plate, at ambient temperature or hot, salad surrounded by a garnish of mushrooms, potatoes etc and optionally with ketchup and mayonnaise. If you want, you can do without fillings - olives, egg etc - and spend the dough by electric mixer, so you get something like foie gras pathe.

viernes, 13 de enero de 2017

Sugerencia de menús para este fin de semana (14-15 Enero 2017)

SÁBADO


ALMUERZO


Entrante




Plato principal




Postre

Fruta del tiempo

-------------------

CENA


Entrante



Ensalada oriental con fideos de arroz y calamar

Plato principal



Conejo agridulce

Postre

Fruta del tiempo

-------------------------

DOMINGO


ALMUERZO


Entrante




Plato principal




Carrilleras al vino de Ribeiro

Postre




Carlota de nata con frutas

--------------------------

CENA


Entrante




Sopa de lentejas naranjas

Plato Principal




Omurice

Postre

Fruta del tiempo

jueves, 12 de enero de 2017

Anko (pasta dulce de alubias rojas)

Como ya os anuncié el mes pasado cuando vimos los mochis, vamos a continuar viendo postres japoneses y en este caso es el turno del anko. El anko o pasta dulce de alubias rojas puede ser postre por si solo o constituir, de forma más común, parte esencial de otros postres (relleno de mochis, yokan etc). De hecho muchas recetas indican "añadir anko" como si se tratara de un ingrediente.

El anko se realiza con una legumbre que a veces se denomina soja roja, alubia roja o más correctamente como azuki. El azuki se cultiva en Extremo Oriente, es parecido a la soja y a la alubia roja pero  de menor tamaño y tiene un sabor dulce, por lo que se emplea en repostería.

Para hacer pasta de alubias rojas no se puede emplear las variedades que conocemos en Occidente. Es necesario hacerse con azuki pero según he comprobado es fácil en tiendas de comida china o japonesa.

INGREDIENTES :

1 vaso (200 ml) lleno de alubias rojas (azuki)
1 vaso y medio de azúcar
Agua

En primer lugar hervimos los azuki con 1 litro de agua durante 5 minutos (a contar desde el momento en que el agua empieza a hervir con las legumbres dentro). Esta primera agua de cocción se debe descartar por completo.

Volvemos a cocer la legumbres con 1 litro de agua - o el necesario para que cubran a ras las judías - durante 2 horas a fuego bajo-medio. Si el agua se consume añadimos la necesaria para que cubra lo justo. Al terminar la cocción los azuki deberán poderse aplastar con la simple presión de los dedos.

De nuevo descartamos el agua. Vertemos entonces el azúcar en la cazuela de las judías a fuego medio-bajo y removemos hasta que queda bien mezclada. Con 10 minutos ya será más que suficiente. 

Se puede consumir tal cual o bien utilizar como ingrediente para cualquier otro postre oriental.