Busca tu receta

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Brécol con bechamel

El brécol - brocoli - debería ser de obligada ingestión por su beneficiosa influencia sobre nuestra salud. Esta receta la ideé para mi hija de tres años como una manera de proporcionar verdura de un modo que le agradara. O disfrazando el monstruo, como querais.

INGREDIENTES :
La base :

1/2 Kg de brécol
1 pimiento verde
1 puerro
tomate frito
1/4 de vaso de vino tinto
1 pechuga de pollo deshuesada
aceite virgen de oliva
sal

Para la bechamel :

Leche
Harina de trigo
aceite de oliva
sal
queso parmesano rayado

En primer lugar hacemos ramos del brécol y lo hervimos. Con cuatro o cinco minutos será suficiente.
En una sartén con aceite de oliva incorporamos puerro cortado en rodajas, el pimiento verde picado y un par de cucharadas de tomate frito. Cortamos la pechuga en trozos pequeños y la añadimos. Sazonamos. Cuando el pollo esté hecho incorporaremos el brécol y el vino tinto. Cubrimos. No podemos remover los ingredientes porque dañaríamos el brécol. Al cabo de unos minutos gran parte del caldo de las verduras y el vino se habrá evaporado. Cerramos el fuego y reservamos.
Ahora vamos a preparar la bechamel "a ojo". En una cazuela metálica ponemos dos cucharadas de aceite de oliva y en ellas freimos otra cucharada de harina de trigo. Con una batidora de varillas la vamos trabajando. Añadimos leche y removemos para eliminar los grumos. Vamos añadiendo harina y leche hasta obtener una cantidad suficiente para cubrir el brécol. No olvidemos la sal. Recordad que la bechamel está lista cuando no sabe a harina (esto es importante). El sabor a harina se elimina mezclando más leche y al fuego. Es decir, que vayai probando.
Ahora cogeremos una cazuela que pueda ir al horno e incorporaremos el contenido de la sartén. Cubriremos con la bechamel y abundante queso cremoso. Ponemos en el horno gratinador a 180 grados durante una media hora - o hasta que la capa superficiel se dore - y ya está listo para consumir. A los niños les encanta.

1 comentario: