Busca tu receta

sábado, 22 de diciembre de 2007

Ensalada mar y montaña a las dos salsas

Esta ensalada se puede preparar con ingredientes muy humildes o bien convertirla en un manjar de primer orden. La que voy a explicar a continuación se adecua a las fechas navideñas pero se puede montar de forma mucho más simple. La idea del mar y montaña es contar con productos de huerto y granja bien conjuntados con otros de mar. Es decir, tan válida es la simbiosis de la perdiz con la langosta como la unión del pollo con los mejillones.

INGREDIENTES :

Lechuga rizada
Aceitunas arbequinas
Tomate maduro
Tomates cherry
Pimiento rojo
Cebolla
Colas de langostino grandes peladas
Mejillones
Huevas de lumpo
Carne de ave (perdiz, capón, codorniz etc), preferiblemente pechuga
Sal
Ajo en polvo
Orégano

Para la salsa tártara

1 pote pequeño de mahonesa
1 cucharada de alcaparras
Perejil picado
1 cucharadita de vinagre

Para la salsa de yogur

Una rama de perejil picada
1 yogur natural sin azúcar
1 cucharada de aceite de oliva
Zumo de 1/2 limón
1 pellizco de sal
1 pellizco pimienta negra molida

En cuanto a la cantidad que hemos de disponer de cada ingrediente - excepto para las salsas - es un poco a vuestro criterio. Lo "normal" es poner dos o tres hojas de lechuga rizada, una docena de aceitunas arbequinas, media docena de colas de langostino, una docena de mejillones sin cáscara etc, todo ello por comensal. Variad las cantidades según gusto.

Disponed en un plato plano dos o tres hojas grandes de lechuga rizada. Sobre ella colocad pimiento rojo muy picado y un tomate maduro sin piel ni semillas también en trozos muy pequeños. A continuación rallar un cuarto de cebolla. Ahora vamos a pasar por la plancha muy caliente con dos cucharadas de aceite de oliva durante dos o tres minutos las colas de langostino con sal, un poco de ajo en polvo y orégano. Haremos lo mismo con dos trozos grandes de carne de ave, en este caso capón (si es posible que sea pechuga y que los trozos conserven la piel) pero sazonados con sal y pimienta negra. Disponemos la carne en un costado del plato y los langostinos en el otro. Mientras tanto habremos cocido al vapor los mejillones. Los sacamos de las conchas y los colocamos en el lado "pescado". Repartimos por todo el plato las aceitunas arbequinas y los tomates cherry. Espolvoreamos todo el conjunto con un poco de sal y pimienta negra. El poco de aceite de la plancha que ha quedado lo colaremos echándolo también sobre la ensalada. En el borde del plato haremos una cenefa con las huevas de lumpo pero si lo veis muy cansado simplemente hacer un par de montones en cada extremo del límite imaginario entre mar y montaña.

Para confeccionar la salsa tártara mezclaremos todos los ingredientes y los pasaremos por la batidora. Si queda demasiado espesa aclararemos con un poco de zumo de limón.

Conseguiremos la salsa de yogur también batiendo los ingredientes. Ponemos un poco de cada salsa en dos boles muy pequeños que quepan dentro del plato, de manera que el comensal pueda mojar o rociar la ensalada a voluntad.

Se sirve con las salsas pero se dispone aceite y vinagre, así como zumo de limón, para que cada cual aliñe según tenga costumbre. Se puede eliminar el caviar y espolvorear con semillas de cilantro o de sésamo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada