Busca tu receta

lunes, 11 de febrero de 2008

Provoleta y Provolone

Todos sabemos que un buen porcentaje de argentinos pueden remontar sus ancestros a Italia. Del país transalpino no sólo heredaron una manera especial de pronunciar el castellano y la huella genética sino también una gastronomía que ha sabido reinterpretar muchas recetas e ingredientes. En este contexto la Provoleta sería una evolución del Provolone original del norte de Italia. El provolone es un queso semiduro de textura firme y que funde al calor, por lo que ha dado lugar a ser empleado en recetas tanto frías como calientes. La provoleta fue creada a principios de los sesenta en Argentina con el objetivo de disponer de un queso que tuviera un alto punto de fusión de manera que pudiera acompañar los asados SIN fundirse. La provoleta se prepara generalmente a la parrilla y no se funde, algo que sí ocurriría con el provolone. La provoleta nos recuerda al halloumi chipriota aunque históricamente, por mucho que la isla estuvo bajo el poder de Venecia hasta finales del siglo XVI, no existe ninguna posible conexión.
La provoleta se cocina con un par de vueltas en la parrilla y se acompaña por lo general con algún aliño.

INGREDIENTES :

Una rodaja de provoleta por comensal
Aceite virgen de oliva extra
Vinagre de vino
Orégano
Pimentón picante o ají molido o ajo en polvo

Hay dos maneras de preparar la provoleta. La primera es la que llamo "exprés" y que consiste en calentar a tope la parilla, echar un poco de aceite y colocar a continuación la provoleta hasta que se marcan las rallas. Sobretodo NO APRETEIS el queso contra la parrilla. Luego dais la vuelta y ya estará listo. Con tres cucharadas de aceite, una de vinagre, orégano y cualquiera de las tres especias que indico haceis una vinagreta y bañais la provoleta. Lista para consumir.


La manera más "calmada" consiste en poner la plancha, la rodaja de queso, todo al fuego lento y cuando funde un poco echar encima la vinagreta dejando cocinar justo para que la salsa se caliente.
En los restaurantes argentinos os podeis encontrar con que sirven provolone o provoleta. Si es provolone os lo presentarán al plato, caliente y evidentemente fundido, de manera que si dejais enfriar se irá endureciendo. La provoleta se presentará siempre dura y al grill.

2 comentarios:

  1. como no seas vos, me parece que este tal xavier te está plagiando
    http://lacomunidad.elpais.com/cocinamediterranea/2008/6/1/provoleta-y-provolone

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. Somos la misma persona. El blog de "El País" y este blog están escritos por mí y de hecho son prácticamente el mismo. Descubrí que tener el mismo blog en ambos lados me reportaba bastantes más lectores. Un saludo,
    xavier

    ResponderEliminar