Busca tu receta

martes, 2 de marzo de 2010

Potaje de legumbres, arroz y pasta (cocina para niños)

A menudo resulta difícil "meter" en una misma receta todos los nutrientes necesarios para la alimentación infantil, algo indispensable si nuestro hijo es amante de la "cuchara" pero exige platos únicos. Este potaje lo reúne todo sin sacrificar el sabor. La base es un caldo de pollo con verduras, al que se le añade pasta, arroz, lentejas, pimiento rojo, trozos de pollo y apio. De esta manera proporcionamos proteínas animales y vegetales, fibra, carbohidratos, hierro y otros minerales esenciales así como vitaminas, todo ello con un mínimo de grasa. La mezcla de legumbres y arroz, un cereal, no es un asunto menor. Ambos son ricos en proteínas, pero no son tan completos a ese nivel como los alimentos de origen animal. Los cereales son ricos en lisina mientras que las legumbres lo son en metionina y cistina, con lo cual se complementan. Si además pensamos en los trozos de pollo que añadiremos, la receta es perfecta a nivel proteico. El aporte de vitaminas viene asegurado por el caldo de verduras y por el apio y pimiento rojo añadido a posteriori. Cabe decir no obstante que el aporte vitamínico es bueno pero inferior al obtenido a través de vegetales crudos, por lo cual es recomendable finalizar la comida con una pieza de fruta. Observaréis también en la foto que la niña acompaña la comida con un zumo de naranja natural. Aparte de la vitamina y fibra que ello implica, es recomendable usar zumo de naranja en lugar de agua porque permite absorber más cantidad de hierro al ser éste de origen vegetal, siempre menos abundante.

INGREDIENTES

Para el caldo (es recomendable hacer una buena cantidad para hacer otras recetas o simplemente sopa)
6 litros de agua embotellada o filtrada, sin cal
2 ramas de apio
1 cebolla1 puerro
1 patata grande chascada (para espesar)
Media col
2 zanahorias grandes
1 cucharada de sal marina
1 carcasa de pollo o un cuarto de pollo, lo que se tenga a mano

Para el potaje (para dos personas o raciones) :
Unos 100 gramos de carne de pollo desmigada (obtenida de la carcasa anteriormente utilizada)
40 gramos de lentejas pardinas o sin piel por comensal
Una cucharada de arroz bomba por comensal (algo menos de 40 gramos en total)
50 gramos de pasta tipo galet o tiburón (para dos comensales)*
Medio pimiento rojo (para dos comensales)
1 rama de apio

* el galet o tiburón tiene la particularidad de poder "encerrar" en su interior granos de arroz, lentejas y verdura, por lo cual con una cucharada metemos de golpe todo lo que nos interesa.

Para hacer el caldo llenamos una cacerola grande con los seis litros de agua fría. Añadimos todos los ingredientes pelados o arreglados al efecto. Es conveniente cortar la patata chascándola. Los trozos se deshacerán haciendo que la fécula espese el caldo. Ponemos a fuego lento - que hierva levemente - bien tapado y en unas cuatro horas estará listo.
Transcurrido el tiempo de preparación del caldo, vamos a hacer el potaje. Utilizaremos un litro de caldo, aproximadamente. Lo vertemos en una cazuela a fuego medio y añadimos las lentejas. Cuando empiecen a ablandarse (a los 15 minutos sin son lentejas sin piel, media hora o más para las pardinas) , incorporamos la pasta y el arroz, así como una rama de apio cortada en secciones pequeñas y el pimiento rojo picado fino. Mientra cuece quitamos la carne a la carcasa de pollo que hemos utilizado en el caldo y la introducimos en el potaje. Rectificamos de sal. Cuando la pasta esté al dente está listo para comer. Si el niño muestra alguna reticencia a comer pasta al dente, basta con dejar reposar el potaje unos diez minutos para que todo adquiera una consistencia blanda más a su gusto. Es un plato que no suele fallar ni siquiera con niños inapetentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario