Busca tu receta

viernes, 9 de marzo de 2012

Tortilla de espinacas con piñones y pasas

La mejor tortilla de espinacas se consigue con verdura fresca y a ser posible utilizando sólo los brotes tiernos de esta planta. Si vais con prisa y no tenéis tiempo de limpiar los manojos de espinacas - a menudo se venden bastante sucios - , podéis comprar una bolsa de brotes tiernos que en principio van destinadas a ensaladas pero que van a ir perfectas para realizar la tortilla. 
Las tortillas de espinacas se suelen realizar en formato individual. La variante en que se añaden patatas - que no veremos ahora - sí suelen hacerse para ser divididas en porciones.

INGREDIENTES (tortilla individual)

200 gramos de brotes frescos de espinacas
2 huevos
Una docena de piñones
Una docena de pasas de Corinto o Sultanas
Ajo
Aceite virgen extra de oliva
2 cucharadas de levadura química tipo Royal (opcional)

En un par de cucharadas de aceite salteamos brevemente los piñones, un poco de ajo picado - media cucharadita será suficiente - y los brotes de espinacas. Las espinacas pierden bastante agua, así que no es exagerado trabajar con 200 gramos por persona.
Batimos los huevos con la levadura - si queremos una tortilla "inflada" - y los incorporamos a la sartén acompañados del puñado de pasas. Generalmente se pliegan dos lados sobre el centro para dar a la tortilla una forma alargada y tubular. Esto también nos asegurará que la tortilla quedará tierna en el interior del "tubo".
Por si os interesa, las pasas de Corinto se obtienen de uvas negras que en origen se cultivaban en la ciudad griega de Corinto. Las sultanas proceden en cambio de uva blanca que se daba en los alrededores de la ciudad actualmente turca de Izmir, la antigua Esmirna griega. Ambos tipos carecen de semillas, algo imprescindible para esta receta y son bastante dulces, así que tendréis un contraste de sabor muy agradable.
Por cierto, he dicho "cultivaban" porque la mayoría de las pasas de Corinto y Sultanas que encontraréis en el mercado no proceden ya de estas ciudades, sino que se han cultivado en lugares menos exóticos de Italia, España o California.

No hay comentarios:

Publicar un comentario