Busca tu receta

domingo, 26 de enero de 2014

Redondo de Ternera Orloff

Ternera Orloff
¿No os suena la ternera Orloff?  Se trata de una receta francesa que debe su nombre al nombre del embajador ruso en París el cual fue agasajado por su cocinero con esta pantagruélica creación. Porque si habéis pensado alguna vez en un asado "a lo bestia", aquí lo tenéis. Se trata de una carne - la original es redondo de ternera, pero por cuestiones de ahorro se puede hacer con lomo de cerdo - que se hace medallones entre los cuales se inserta puré de champiñones y bacon o jamón ahumado, y luego se riega con una salsa bechamel con queso derretido. Vamos, que cada bocado son 10.000 calorías por lo menos. Eso sí, está de vicio.
Aquí os presento la manera en que yo realizo el redondo de ternerna orloff que no es exactamente igual que la receta original pero el resultado es igual de brutal. 

INGREDIENTES (4 personas) :

Un redondo de ternera de 1 Kg o bien lomo de cerdo, misma cantidad
100 gramos de champiñones
1 cebolla grande
Jamón ahumado o bacon
Mantequilla
Sal
Pimienta

Para la bechamel :

Leche
Harina
Nuez moscada
Sal
Pimienta
Queso rallado (50 gramos)
Aceite virgen extra de oliva

Estiramos el redondo de ternera y hacemos rebanadas del mismo sin llegar a cortar completamente el medallón (esto es, queda agarrado por un extremo, no separéis los medallones). Cada rebanada de un dedo de ancho, más o menos. Salpimentamos.

En una sartén con una cucharada de mantequilla salteamos los champiñones ligeramente. Salpimentamos. Retiramos y pasamos por la trituradora hasta conseguir una pasta (no importa si queda gruesa).

Esta pasta la vamos repartiendo por los espacios entre los medallones de carne. También en cada espacio insertamos una loncha - o una parte -  de jamón ahumado o de bacon.

Hacemos una bechamel a continuación. En una cazuela vertemos un chorro generoso de aceite de oliva. Cuando se caliente vertemos un par de cucharadas de harina de trigo. Cuando la harina quede frita - se vuelve marrón - añadimos un vaso de leche y un poco de nuez moscada. Removemos la salsa para que se disuelva la harina y añadimos el queso cremoso rallado. Salpimentamos y dejamos que espese y vertemos sobre la carne.

Precalentamos el horno a 180 grados. Metemos la carne durante 45 minutos y los últimos 15 minutos a 200 grados para se se dore (conectando también el gratinador).

Se sirve en rodajas, ahora si cortadas totalmente, con el relleno y la salsa.

Supongo que no hace falta decir que este asado está de muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario