Busca tu receta

domingo, 9 de marzo de 2014

Pan pita relleno de carne

Vamos a hacer pan pita en la sartén de manera que suba y se haga con la carne cocinada en su interior. De esta manera tendremos una especie de bocadillo sin cortes ni fisuras que se mantendrá caliente durante mucho tiempo y sobretodo será muy sabroso.

INGREDIENTES (para obtener alrededor de 12 pitas rellenas) :

Para el relleno :

250 gramos de carne picada (cerdo, ternera, pavo, pollo etc)
1 cebolla
1 diente de ajo
1 pimiento verde
1 cucharada de concentrado de tomate
Sal
Pimienta 
Aceite virgen extra de oliva

Para el pan pita :

2 vasos (el vaso típico que se utiliza para beber agua, de 200 ml)  de harina integral
1 vaso de harina blanca de fuerza (así nos aseguramos que hay suficiente gluten para que la masa se esponje)
1 sobrecito de 7 gramos aproximadamente de levadura seca instantánea (no levadura química)
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de aceite virgen extra de oliva
1 pizca de azúcar
Un vaso largo de agua (alrededor de 250 ml) de agua tibia

En primer lugar en una sartén con un chorro de aceite de oliva pochamos la cebolla y el diente de ajo, ambos rallados,  y cuando la cebolla transparente añadimos el pimiento verde cortado en cuadraditos y la cucharada de concentrado de tomate. Removemos bien e incorporamos la carne. Salpimentamos y dejamos hacer hasta que está visiblemente hecha. Retiramos y reservamos.

En un bol mezclamos el agua tibia con el azúcar y la levadura seca instantánea. Dejamos reposar en un lugar cálido hasta que hace espuma. 

En otro bol mezclamos las harinas con la sal y agregamos el líquido con la levadura poco a poco, revolviendo con fuerza para que se mezcle bien. Cuando ya hemos hecho la mezcla, amasamos hasta que nos queda una masa suave y flexible.

La bola de masa resultante la dejamos en un sitio cálido, cubriendo el bol con un paño de algodón, hasta que doble su volumen.

Cuando esto ocurre pinchamos la masa con un tenedor, por ejemplo, y amasamos de nuevo unos 15 minutos. Hacemos entonces 24 bolas de un tamaño parecido y  las aplanamos a continuación hasta unos círculos de alrededor de 12 cm.

En 12 de estos círculos colocamos una cucharada de relleno y a continuación los cubrimos con los otros 12 círculos. Cerramos bien los bordes para que no se abran.

Disponemos una sartén antiadherente grande en el fuego. Cuando está bien caliente colocamos uno de los bocadillos que hemos preparado y lo cubrimos con una tapadera. Con 2 ó 3 minutos ya estará listo por una cara. Le damos la vuelta, cubrimos y otros 2 ó 3 minutos por la otra cara. Veremos que la masa crece como si se hubiera hecho al horno. Un vez hechos los panes pita, los sacamos del fuego y cubrimos con un paño de algodón para que se ponga crujiente.

Se sirven calientes o tibios y están de vicio, os lo aseguro. Podéis hacer el relleno que queráis, con queso, verduras, pisto, pescado, lo que sea...




No hay comentarios:

Publicar un comentario