Busca tu receta

lunes, 22 de junio de 2015

Pizza saludable para niños

A pesar de que la pizza puede parecer a más de uno comida basura la verdad es que bien hecha es uno de los alimentos más completo que podemos dar a nuestros hijos. Es atractiva a sus ojos y la mozzarella fundida convierte en comestible lo que para ellos son ingredientes que rechazarían en solitario. Además no debéis confundir la racanería en ingredientes de las pizzas comerciales con las que vosotros podéis confeccionar en casa. Con una sola pizza tomarán una buena ración de carbohidratos, verduras y proteínas. Si la acompañáis de un buen vaso de zumo natural será una comida completa.

INGREDIENTES (1 pizza individual) :

1 base de pizza integral pequeña/mediana
Medio vaso de tomate triturado
2 tomates rojos maduros 
50 gramos de champiñones en conserva cortados en láminas
50 gramos de queso mozzarella rallado
Un puñado de rúcula
1 huevo
Albahaca, perejil u orégano
Sal
Pimienta negra molida
Aceite virgen extra de oliva

En primer lugar extendemos sobre la base de pizza el tomate triturado.  Cortamos y pelamos los dos tomates maduros, les quitamos las semillas y los cortamos en dado pequeños. Colocamos los dados sobre el tomate triturado dejando un pequeño círculo en el centro.

Sobre el tomate en dados repartimos los champiñones laminados, respetando el círculo central. Repartimos el queso mozzarella por encima.

En el centro que hemos dejado libre de tomate en dados y champiñones rompemos un huevo. La clara y la yema quedarán centradas puesto que los mismos ingredientes impiden su "fuga".

Sazonamos la pizza con un poco de sal y pimienta negra recién molida.  Sazonamos de nuevo con sal y pimienta, además de añadir alguna hierba aromatizante (albahaca, orégano etc) y un poco de aceite de oliva rociado a ser posible con spray.

Precalentamos el horno a 220 grados e introducimos la pizza según lo que marque el fabricante de la base y vigilando que el huevo del centro quede sólido.

Se sirve caliente colocando la rúcula fresca y seca sobre el conjunto. Si no gusta la rúcula, podéis emplear brotes frescos de espinaca.

Una pizza para niños y para no tan niños. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario