Busca tu receta

jueves, 19 de noviembre de 2015

Calamares rellenos de carne al horno

Hoy vamos a hacer una receta muy fácil que une la carne y el pescado. Acompañados de una ensalada y patatas al horno pueden componer una comida de plato único.

INGREDIENTES (4 personas):

4 calamares grandes
200 gramos de carne picada
4 huevos
2 docenas de olivas negras sin hueso
50 gramos de queso feta  (opcional)
1 lata pequeña de pimientos morrones
1 cebolla pequeña
1 limón
Medio vaso de vino blanco
1 diente de ajo
Sal
Pimienta negra
Orégano
Aceite virgen extra de oliva

COSTE (precios Alcampo) ;

Calamares (9 euros el Kg)
Carne picada vacuno marca Roller : 2,39 euros (400 gramos)
Huevos (6 u) marca AUCHAN : 0.85 euros
Olivas negras sin hueso marca AUCHA (150 gr) : 0.61 euros
Queso feta (200 gr) marca KOLIOS : 3.29 euros
Lata pequeña pimientos morrones : 0.62 euros
Otros ingredientes : aprox 1 euros

TOTAL : 12.26 euros 



En primer lugar vamos a limpiar los calamares y a retirarles los tentáculos y las aletas, que reservaremos.

En una sartén con un chorro abundante de aceite de oliva freímos el diente de ajo bien picado y las cebolla rallada. Cuando la cebolla transparente añadimos los pimientos bien troceados, al igual que las olivas y las aletas y tentáculos de los calamares muy picados.

Incorporamos entonces la carne y la hacemos hasta que está bien frita. Añadimos entonces el medio vaso de caldo de pescado y dejamos a fuego bajo hasta que se evapora el caldo. Salpimentamos y retiramos. Espolvoreamos un poco de orégano si nos apetece y el zumo de medio limón.

Cocemos los huevos hasta que están duros (12 minutos) y los troceamos. Añadimos a la carne. Si queremos podemos añadir también el queso feta troceado.

Rellenamos los tubos de los calamares con la carne sin embutirlos, ya que al meterlos en el horno podrían estallar. Si sobra picada la podemos utilizar para rellenar empanadillas, por ejemplo.

Cerramos la abertura de los calamares con palillos. Los pintamos por fuera con una mezcla de aceite con el zumo de la otra mitad del limón. Precalentamos el horno a 180 grados e introducimos, 20 minutos por un lado y 20 minutos por el otro. Si los queremos dorados podemos poner un poco el gratinador.

Están de vicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada