Busca tu receta

miércoles, 11 de noviembre de 2015

¿Sirven los posos de café para desatascar el fregadero?

Mucha gente cree que los posos del café se deben verter por el fregadero para evitar que las tuberías se atasquen. Algunos no saben qué explicación científica tiene esta maniobra. Simplemente la hacen porque alguien se lo dijo o porque lo han leído en foros y además es sencilla de hacer.

Quienes creen saber dan dos posibles explicaciones. La primera es que el poso de café es un grano muy fino que actúa como abrasivo, limpiando las tuberías al pasar. La segunda, menos habitual, es que el poso de café es ácido y elimina la grasa acumulada en las paredes de la tubería.

Los detractores del sistema señalan que en realidad los posos de café son uno de los causantes de los atascos y jamás se deberían eliminar por el desagüe. Los fontaneros son los mayores enemigos del poso de café si bien su opinión no se suele tomar en cuenta puesto que se piensa que al atacar el remedio lo que tratan de hacer es defender su negocio.

Lo cierto es que hay opiniones muy contrapuestas. Hay gente que asegura que llevan años vertiendo los posos de la cafetera sin haber tenido que llamar nunca al fontanero y otros que todo lo contrario.

Llevo un año haciendo pruebas con los dos desagües de la pica de mi cocina. Tras las pruebas puedo decir con total seguridad que los posos no sirven para prevenir ni mucho menos desatascar las tuberías, pero que la explicación de por qué a unas personas les parece funcionar y a otras no, está lejos de ser simple.

La prueba que realicé se basa en dos picas iguales, ambas dotadas con desagües de PVC. En una de ellas fui descuidado y vertía restos de grasa y pequeños restos de suciedad, aparentemente fáciles de engullir por el fregadero. En la otra fui cuidadoso y jamás vertí restos de grasa o comida y mucho menos café.

Al cabo de 4 meses empecé a tener problemas con el desagüe donde vertía el poso de café. Era evidente que tragaba mucha menos agua que el "limpio". Desmonté ambos y comprobé que el "sucio" tenía una patina de grasa sobre la que se había acumulado el polvo de café y otras substancias sólidas, de manera que el diámetro del tubo era menor impidiendo el paso del agua. En cambio el desagüe "limpio", si bien tenía algo de grasa, estaba mucho menos sucio y el diámetro apenas había variado. 

Limpié la cañería sucia y el agua volvió a fluir sin problemas. Era obvio que el grano era demasiado fino para ser abrasivo y que debido a su poco peso había sido atrapado por la grasa de las paredes, amplificando el efecto retentivo. Para que el efecto abrasivo fuera posible el poso debería ser del tamaño de los granos de arena y además ser lanzado a través del tubo a gran velocidad (de hecho la arena lanzada a presión se utiliza para pulir superficies).

La acidez del poso de café, aunque no la pude medir, no debe ser suficiente. De hecho limpié la cañería sucia vertiendo bicabornato y vinagre, que sí fue eficaz. El poso no parecía provocar el mismo efecto ni de lejos.

Pero, ¿por qué hay gente a la que le funciona y a otra no? En mi caso, aunque con uno de los desagües fui muy cuidadoso, al tacto estaba claro que tenía grasa. Imaginé que cuanto más rugoso fuera el interior del tubo, tanta más grasa acumularía y por tanto más poso de café quedaría adherido. 

De esta manera cambié uno de los desagües de PVC por una tubería de cobre, mientras que la otra seguía siendo la original. Por la tubería de cobre continué vertiendo de todo y además el poso de café, mientras que por la de PVC fui lo cuidadoso que era antes. Transcurridos 4 meses no había ningún problema, así que procedí a desmontar las tuberías y comprobar el interior. Ambas estaban bastante limpias y prácticamente no había nada de poso de café adherido a las paredes de la tubería de cobre. Lógicamente la rugosidad del tubo  de cobre es mucho menor que la del tubo de PVC y eso explicaría por qué no se había obstruido.

En ese momento probé con una tubería de hierro en lugar de cobre y en menos de dos meses estaba obstruida. Desde luego la tubería de hierro es más rugosa que la de cobre y la de PVC, lo que me ayuda a crear la teoría que la práctica ha corroborado :

Verter el poso de café no sirve absolutamente de nada. De hecho es un serio causante de obstrucciones. Si en el fregadero de casa tienes tuberías de PVC o de cobre, sobretodo de cobre, se obstruirá muy raramente, así que tendrás la sensación que el sistema funciona. Pero si las tuberías son de hierro, típicas de las casas antiguas, se obstruirán en muy poco tiempo y tendrás la seguridad que el poso no te ha servido de nada.

Lo mejor es eliminar el poso directamente en la basura y problema solucionado.

3 comentarios:

  1. Hola, los posos no se dice que desatasquen el fregadero, lo que sirven es para eliminar el mal olor de las tuberías ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya estudio más cojonudo! Lo único que parece sensato entre los cientos de teorías que corren por la red.

    ResponderEliminar
  3. Me ha parecido bastante interesante, nosotros también habíamos oído hablar de que los posos de café ayudaban a desatascar pero parece más una leyenda que datos comprobables como bien has dicho, gracias por la información

    ResponderEliminar