Busca tu receta

jueves, 9 de febrero de 2017

Risotto de mejillones

Esta receta procede de Crimea (hasta hace poco de Ucrania, actualmente de Rusia, pasado mañana no se). Su realización recuerda bastante al risotto italiano y en cualquier caso muestra claras influencias de la cocina mediterránea (a fin de cuentas Crimea se encuentra bañada por el Mar Negro). Esta receta es típica de los pueblos tártaros que poblaban el sur de Rusia los cuales solían mezclar carne o pescado con arroz para realizar sus "plov" o "pilaf", que es tal y como se denomina el plato en la zona. Los árabes conocieron la preparación a través de sus conquistas y la llevaron a otras partes de la cuenca mediterránea, entre otras España donde parece ser que dio origen a la paella. Así que de la zona que actualmente conocemos como Rusia no sólo nos llegó la ensaladilla sino también, con toda probabilidad,  la paella.

INGREDIENTES (4 personas) :

1 Kg de mejillones con sus conchas
300 gramos de arroz
1 cebolla morada grande
200 ml (un vaso) de vino blanco
2 cucharadas de mantequilla
1 diente de ajo
2 cucharadas de perejil picado
Sal
Pimienta negra molida

Lavamos los mejillones y los incorporamos en una cazuela grande con el diente de ajo aplastado y el vaso de vino. Cubrimos la cazuela y cocinamos a fuego alto durante unos 6 minutos (a contar desde que arranca la ebullición).

Transcurrido el tiempo, los mejillones que no se hayan abierto se desechan. El caldo resultante de la cocción lo filtramos - con una gasa o un colador fino - y lo reservamos, añadiendo agua hasta obtener unos 700 ml (tres vasos y medio de agua, aproximadamente). Separamos la carne de los mejillones de la concha y los reservamos. 

En una cazuela a fuego medio incorporamos la mantequilla y en ella pochamos la cebolla cortada muy fina hasta que se dora ligeramente. Añadimos entonces el arroz, salpimentando al gusto. Lo trabajamos con la cuchara de madera hasta que transparenta y la mantequilla queda absorbida. En ese momento incorporamos el líquido de la cocción de los mejillones - al que habíamos añadido agua -, el perejil picado y llevamos a ebullición. Cuando esto ocurra lo llevamos al horno. 

Precalentamos el horno a 180 grados e introducimos el arroz durante 15 minutos, preferiblemente en una cazuela o bandeja que se pueda cubrir. Transcurrido ese tiempo añadimos la carne de los mejillones, mezclamos bien y dejamos hacer durante otros 5 minutos. 

Listo para servir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario