Gana un lote de Navidad

Busca tu receta

martes, 25 de marzo de 2008

Mejillones a la mostaza

Ignoro el origen de esta receta que me ha llegado por terceras vías. En cualquier caso es original obteniéndose un sabor muy especial gracias a la mostaza. Y además rápida de realizar.

INGREDIENTES :


10 mejillones por comensal
(los ingredientes a partir de ahora son para 2 comensales)
Media cebolla morada tipo "Figueres"
1 diente de ajo
1 cucharada de mostaza francesa
Perejil
Medio vaso de crema de leche
Medio vaso de caldo de pescado
Medio vaso de vino blanco
Sal
Aceite virgen extra de oliva
En una sartén vertemos un par de cucharadas de aceite virgen extra y freimos la cebolla y el diente de ajo bien picados. Cuando la cebolla empieza a vencer añadimos el vino blanco aumentando el fuego para que reduzca. Una vez ha reducido la mitad, más o menos, añadimos la cucharada de mostaza francesa reduciendo el fuego. Es muy importante que utiliceis la mostaza francesa que es amarilla, fuerte y nasal. Si empleais la mostaza suave, marrón y dulce el resultado es bastante pobre. Disolvemos la mostaza e incorporamos la crema de leche, el perejil picado, el caldo de pescado y los mejillones limpios con su cáscara. Cubrimos la sartén. Con cinco minutos de hervor debería ser suficiente. Desechad los mejillones que no se hayan abierto y rectificad de sal antes de servir.

4 comentarios:

  1. hola! bueníssssimos. gracias.
    me he informado , hay un restaurante en Barcelona que se dedican a cocinar mejillones de forma exclusiva y me dijeron que son de origen Belga y se suelen acompañar con patatas. un saludo.

    ResponderEliminar
  2. hola soy la de antes el restaurante se llama la muscleria.
    un saludo,
    MJ.

    ResponderEliminar
  3. hola soy la de antes.
    el restaurante se llama "la muscleria" ,
    un saludo,
    MJ.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Mª José,
    ignoraba que eran de origen belga, aunque por la presencia de mostaza imaginaba que era cuando menos francés. Muchas gracias por la información y el nombre del restaurante. Seguro que me dejo caer.
    un abrazo,
    xavier

    ResponderEliminar