Gana un lote de Navidad

Busca en MHPC

Busca tu receta

jueves, 11 de noviembre de 2010

Menús de Navidad 2010 (I)

Con los tiempos de crisis que corren parece que hablar de los fastos y excesos superlativos que rodean la Navidad es un acto obsceno. La cercanía de fechas tan consumistas debe poner un nudo en la garganta a los moradores de esos hogares donde uno o todos los miembros de la familia  se encuentran desempleados. Pero el pasado 1 de Noviembre los centros comerciales ya colocaron su mercancía navideña en los anaqueles y decoraron - eso sí, con los mismos adornos desempolvados del año pasado - sus fachadas, como declarando que "la vida continúa", pase lo que pase. Si pensamos que de la campaña de Navidad penden muchos puestos de trabajo - regalo, alimentación, juguetes, restauración - conviene plantearse si somos un engranaje de una maquinaria imposible de desmontar o si pedimos un tiempo muerto para moderar el gasto inútil y superfluo. Aunque sólo sea como un acto de muda solidaridad.

ENTRANTE

SOPA DE RAPE CON MARISCO

INGREDIENTES  (4 personas)
1 cabeza de rape
1 cebolla morada mediana o una chalota
2 tomates maduros
100 gramos de carne de mejillón
100 gramos de gambas pequeñas peladas
1 litro y medio de agua
Sal
Aceite virgen extra de oliva
Perejil picado

En una cazuela de al menos dos litros vertemos un chorrito de aceite de oliva y calentamos. Rayamos la cebolla o chalota y la freímos. Cuando empieza a tomar colar incorporamos los dos tomates sin piel ni semillas cortados en dados pequeños. Cuando el sofrito está hecho apartamos del fuego y reservamos. En otra cazuela añadimos la cabeza de rape al litro y medio de agua. Llevamos a ebullición tras lo cual bajamos el fuego y tapamos. Al cabo de media hora filtramos el agua con un colador incorporándola a la cazuela del sofrito. Extraemos toda la carne que sea posible de la cabeza de rape - cuidando de que no entre piel ni espinas - y también la echamos en la cazuela del sofrito que calentamos a fuego medio incorporando las gambas y la carne de los mejillones. Rectificamos de sal. Al cabo de cinco minutos la sopa está lista. Se sirve cada plato espolvoreando por encima perejil picado.

PLATO PRINCIPAL



MAGRET DE PATO A LA NARANJA

 INGREDIENTES (4 personas) :

2 magrets de pato
6 naranjas
1/4 vaso de vinagre de vino (50 ml)
Medio litro de caldo de pollo 
50 gramos de mantequilla
1 cucharadita de Grand Marnier o Cointreau (opcional)
Cuatro cucharadas de azúcar
1 cucharada de zumo de limón
Agua
Sal 
Pimienta

El pato a la naranja es una receta francesa harto complicada. Se compone de tres partes : cocinar la pechuga de pato, realizar una salsa que cubra la carne y finalmente realizar un acompañamiento basado en la naranja. Esta que os presento es una variación que a pesar de poderse cocinar en media hora es bastante fiel a la receta original francesa.
1. Cocinar el magret de pato : el magret se vende suelto como parte de despiece del pato. El magret es la pechuga del pato deshuesada. Un lateral conserva la piel, con la grasa, y el otro lado es la carne desnuda. Para cocinar el magret es prioritario desengrasarlo. Para ello realizamos cortes en la piel y colocamos la pechuga por ese lado directamente en una sartén caliente sin ningún tipo de aceite o grasa.  Salpimentamos. Ponemos a fuego medio durante 15-20 minutos. Al cabo de ese tiempo la sartén estará llena de grasa - y suelta mucha, creedme - y la piel se mostrará dorada. Vaciamos de grasa la sartén y procedemos a dorar la otra cara, pero ahora sólo 3-5 minutos. Debemos reservar la carne pero SIEMPRE en caliente. Podemos meterla en el horno a baja temperatura (60-70 grados), por ejemplo.
2. Hacer la salsa :  En la misma sartén donde hemos hecho el magret habrá todavía un poco de grasa. La vamos a emplear. Vertemos el vinagre de vino y subimos la temperatura hasta que reduzca a la mitad. Entonces añadimos el medio litro de caldo de pollo. Lo ideal sería emplear caldo de pato, pero esto va a ser más difícil. Debéis emplear caldo de pollo a secas, es decir, sin ninguna verdura añadida. Lo mejor es simplemente hacer caldo con una carcasa de pollo.Seguimos con el fuego fuerte hasta que el caldo reduce a la mitad. A continuación exprimimos las naranjas que sean necesarias para hacer medio vaso de zumo. Incorporamos y de nuevo reducimos a la mitad. Ahora añadiremos LA MITAD de la mantequilla y ya a fuego lento ligamos la salsa rectificando de sal y pimienta si fuera necesario.
3. El acompañamiento : hay varios acompañamientos posibles. El que yo suelo hacer es un tipo de almibar que queda mejor si se hace con naranjas amargas, pero también se puede hacer con naranjas dulces convencionales. En una sartén grande a fuego medio fundimos la mantequilla y añadimos el azúcar con el zumo de limón (para que no cristalice). Incorporamos agua (medio litro será suficiente) y reducimos hasta que el almíbar espese. Cortamos las naranjas en rodajas finas y las incorporamos sin poner unas encima de otras. El almíbar las debe cubrir. Añadimos una cucharadita de licor de naranja (si así lo deseamos)y cocemos durante cinco minutos.

Ahora vamos a servir. Los magret de pato se cortan en lonchas (la parte central queda poco hecha, rosada, es normal) y se colocan en una fuente. Sobre las lonchas vertemos la salsa (no mucha, el resto se pone en una salsera para que el comensal se sirva a su gusto) y en un lateral las rodajas de naranja en almíbar.

POSTRE 



LECHE MERENGADA CON HELADO DE CAFE

INGREDIENTES (4 personas):
Medio litro de helado de café
1 litro de leche entera
1 palo de canela o de vainilla
Cáscara de limón
Canela en polvo
2 claras de huevo
250 gramos de azúcar
una pizca de sal
En primer lugar hervimos la leche con el palo de canela (o de vainilla, según gustos) y la peladura del limón (sin la parte blanca que amarga). Colamos la leche para eliminar telos y otras aglomeraciones de grasa. Inmediatamente a continuación añadimos 200 gramos del azúcar removiendo hasta que se disuelve completamente. Podríamos haberlo añadido al principio pero prefiero hacerlo al final para evitar que en un descuido, si dejáramos de remover, se pegara. Dejamos enfriar, retiramos los aromatizantes y metemos en el congelador durante una hora aproximadamente.
Mientras se semi-congela vamos a levantar las claras con las varillas o la batidora. Para ello utilizo claras de huevo esterilizadas. Jamás, repito, absolutamente jamás utilicéis las claras separadas de huevos, comprad siempre envases con claras esterilizadas. Estos envases se encuentran en los refrigerados de los supermercados y suelen contener 10 ó 12 claras. El envase es traslúcido y contiene un medidor por lo cual se pueden dosificar las claras que sean necesarias. Recalco esta medida de higiene porque, aunque desde enero del 2009 está estrictamente prohibido comercializar huevos procedentes de gallinas con salmonelosis, el riesgo de infección por defectos en la manipulación sigue existiendo. Puesto que la leche merengada no cocina la clara - el calor elimina la salmonella - el riesgo de sufrir una intoxicación seria elevado.
Para subir las claras empleo una pizca de sal y unas gotas de limón. A medio subir añado los 50 gramos de azúcar restantes.
Saco la leche del congelador. Supongo que estará a medio congelar con cristales. Para disolver los cristales empleo las varillas o aún mejor la batidora. Manejo la leche hasta que adquiere la cremosidad que preciso. Entonces añado las claras suavemente para que no se bajen, con un movimiento circular de arriba a abajo. Cuando está bien mezclado meto en la nevera - nevera, no congelador - durante 15-20 minutos y ya está listo para servir, generalmente con un poco de canela espolvoreada por encima. Hay personas que gustan más la leche merengada casi como helado, aunque yo la prefiero como batido frío. Va a gustos.
Del helado de café que hemos adquirido sacamos una bola y con cuidado la depositamos en el centro del vaso o copa donde hemos servido la leche merengada. De esta manera tenmos un "café con leche" helado muy original.
BEBIDAS 
   
Vino blanco para la sopa de pescado
Vino tinto para el pato
o sólo
Agua de Valencia 
o sólo
Sangría de cava para entrantes, plato principal y turrones :
INGREDIENTES :
1 botella de cava brut
1 melocotón troceado
1 naranja troceada sin partes blancas ni piel
1/2 cucharadita de Cointreau (opcional)
Medio vaso de zumo de naranja sin pulpa
1/4 vaso de zumo de limón sin pulpa
Mezclamos los ingredientes sin agitar, colocando la jarra en un recipiente con hielo. No se debe poner azúcar ni hielo dentro.
Finalizamos la comida con los tradicionales turrones, alfajores etc.

2 comentarios:

  1. ... no quiero ni oir hablar de Navidad... que montones de gastos teniendo dos hijos... y antes todavía ... pero ahora yo sola... bufff... pero si... haremos ver que se puede, que es posible hacer gastos extras... y después cuando haya pasado el Diciembre... ya tendremos tiempo para lamentarnos ... al menu! ... muy rico!! ... voy a ir pensando que haré para que no se me eche el tiempo encima!!! ... un saludo, Montse.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo, la cosa esta muy mal, pero las celebraciones y los gastos excesivos intentamos mantenerlos a toda costa yo la primera ehh!)

    Realmente necesitamos tanta parafernalia para una reunión familiar? Teoricamnet el espiritu de la navidad es lo que cuenta, pero... a ver quien el guapo que le explica a los hijos que este año de regalo, les daremos mucho espiritu y buenas vibraciones...ajajja..:-S
    Seguimos siendo una sociedad consumista, mal que nos pese, y no nos importa ajustarnos el cinturón durante un mes por disfrutar un dia y ver la cara de felicidad de los hijos.

    El menú me ha encantado... me llevo las ideas y te dejo un beso...

    Ahhh... también una pizquita de espiritu navideño..jajaja
    Muas!

    ResponderEliminar