Gana un lote de Navidad

Busca tu receta

sábado, 31 de marzo de 2012

Aletria (Portugal)

Este postre es muy popular en nuestro país vecino si bien existe una versión muy parecida que se realiza en las islas Baleares.
"Aletria" traducido al español sería "fideos". De hecho en España a un tipo de fideo se le denomina "aletría" aunque raramente se le utiliza en postres.

INGREDIENTES (4 raciones)

1.5 litros de leche
4 huevos
200 gramos de azúcar
200 gramos de fideos tipo cabello de ángel
1 rama de canela
1 corteza de limón (sin la parte blanca que amarga)
Canela en polvo.

En una cazuela calentamos la leche con la rama de canela y la corteza de limón. Cuando la leche esté bien caliente separamos un cazo y lo utilizamos para batir los huevos con un par de cucharadas de azúcar. Cuando la leche empiece a subir bajamos el fuego y añadimos el resto del azúcar y los fideos. Removemos constantemente para evitar que se pegue. Cuando los fideos están cocidos, apagamos el fuego y añadimos poco a poco los huevos que hemos batido. Removemos bien e incorporamos a recipientes individuales. Dejamos enfriar y llevamos a la nevera.
Se sirve bien fría con un poco de canela espolvoreada.

2 comentarios:

  1. Comprobé que son raros los casos de la gente que le guste cosas que no conozcan. He traído por 2 veces a un restaurante de un pueblo gallego y la acabé por comerla yo, más tarde he traído unos pastelitos de nata (pasteles de bélem) y tampoco los comieran, otra vez fueran unos suspiros, son unos dulcitos de clara de huevo y azúcar y tampoco los comieran. Trago unos churros (farturas) y esa gente los devoró, es así la humanidad.

    ResponderEliminar
  2. Pues es una lástima, aunque existe una explicación científica al respecto : el cerebro no asocia a comida aquellos olores o aquellas presentaciones que no conoce. Es decir, si a una persona no le hemos dado jamás huevos para comer, será difícil que el cerebro obtenga la estimulación necesaria para determinar que eso es comida. Por eso es tan importante que los niños coman de todo y sobretodo variado, así se entrena su cerebro para cuando sean mayores. Esta es la razón que a menudo alguien nos diga que "la primera vez no me gustó tal comida" y en cambio, al probarla de nuevo, le gusta. No es que le guste más o menos, es que el cerebro se acuerda de ella y le dice : "es comida, así que come". En cualquier caso la Aletria es un postre que merece hacer el esfuerzo de una segunda vez, o de una tercera o de muchas veces.

    ResponderEliminar