Gana un lote de Navidad

Busca en MHPC

Busca tu receta

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Empanadas criollas

Foto fuente : wikipedia
Las empanadas criollas son, después del asado, la receta más popular entre los argentinos. Se pueden rellenar de queso, verdura o incluso pescado, pero en Argentina manda la carne de res vacuna por encima de cualquier otro relleno.
La empanada criolla desciende probablemente de otros tipos de empanada muy habituales en Oriente Medio y que llegaron a España con la invasión árabe. Luego fueron los colonos españoles los que llevaron la receta a Argentina. En España se siguen haciendo empanadas 'grandes' como la famosa empanada gallega y otras más pequeñas, lamentablemente denigradas por infames productos precocinados,  y omnipresentes en todos los hogares denominadas 'empanadillas'. Por contra en Argentina la empanada es de un tamaño considerable, con forma de media luna y jamás se perdonaría al cocinero que preparara un producto de ínfimo valor culinario.
Las empanadas no deben quedar secas, sino al contrario, muy jugosas, casi como si contuvieran un guiso. Para ello es imprescindible emplear siempre cebolla, que suavizará y aportará humedad e incluso caldo de carne que ahora os explicaré cómo manejarlo para que no se escape de la envoltura.

INGREDIENTES 

Masa de hojaldre
Medio kilo de carne de ternera picada
2 cebollas grandes moradas tipo "Figueres"
100 gramos de aceitunas verdes sin hueso 
50 gramos de pasas de corinto o sultanas (sin hueso)*
2 huevos cocidos
Un vaso (250 ml) de caldo de carne **
Orégano
Pimentón dulce
Sal
Ají molido
Aceite virgen extra de oliva

* opcional
** podéis hacerlo con alguna pieza de carne o comprar cubitos

En una sartén con un buen chorro de aceite de oliva freímos la cebolla hasta que vence (transparenta). En ese momento añadimos la carne y la pasamos hasta que queda bien hecha. Vamos añadiendo caldo para que no quede seca. Cuando la carne ya está hecha añadimos las pasas, las aceitunas verdes cortadas, los huevos cocidos picados y los aromatizantes (uno o todos, al gusto). Damos un par de vueltas y el relleno ya estará listo. Es normal y preferible que quede algo de caldo.

Ahora vamos a componer la empanada. Siempre compro el hojaldre ya hecho, congelado o fresco y así consigo ahorrar tiempo de preparación. Me gusta hacer la empanada con hojaldre pero también se puede hacer con pasta brisa/quebrada. El cualquier caso el hojaldre lo pincho para evitar que suba demasiado.

Se cortan círculos de unos 18 cm de diámetro (un plato de postre, más o menos) de masa de hojaldre. En el centro colocamos unas cuatro cucharadas colmadas de relleno con un poco de caldo. Cerramos con cuidado creando una forma de media luna. Humedecemos los bordes de la empanada con un poco de agua y los doblamos con cuidado uno sobre otro de manera que el caldo no se pierda. A menudo se mete el relleno en el congelador un rato para que el caldo se congele y sea más fácil rellenar la empanada sin preocuparse porque se escurra al montarla.

Precalentamos el horno a 190 grados y con 15-20 minutos debería ser suficiente para hacer el hojaldre. Como ya he comentado, no me gusta que suba demasiado así que la pincho en diversos lados sin atravesarla y así bajar el volumen conseguido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario