Gana un lote de Navidad

Busca en MHPC

Busca tu receta

sábado, 10 de diciembre de 2016

Maakouda (cocina marroquí)

Este es un clásico de la comida rápida marroquí, primo hermano de la tortilla de patatas española. Se suele comer en bocadillos, acompañada de aros de cebolla, tomate y aceitunas. Si visitáis Marruecos veréis vendedores ambulantes de maakouda por todas partes. Además es muy fácil de hacer.

Existen muchas recetas de maakouda, dependiendo de las especias que se añadan, aunque en lo esencial vienen a ser lo mismo. Son ingredientes tan comunes que a pesar del exotismo de la receta seguro que disponéis de ellos en vuestra despensa,

INGREDIENTES (4 personas)

4 patatas grandes
1 huevo 
1 cucharadita de cúrcuma
1 cucharadita de comino
Pimienta molida negra
Sal
Harina blanca de trigo para rebozar
Aceite de girasol para freír

Hervimos las patatas en abundante agua hasta que están blandas. Es preferible hervirlas peladas y enteras para que conserven mejor sus propiedades nutricionales, pero en aras de la rapidez podéis hervirlas en dados.

Extraemos las patatas de la cazuela y las aplastamos con la ayuda de un tenedor hasta obtener una especie de puré. A continuación añadimos el huevo batido y lo mezclamos bien, además de las especias, de pimienta al gusto y algo menos de media cucharadita de sal. Con todo ello formamos una masa lo más homogénea posible.

El siguiente paso en tomar porciones de la masa y formar bolas que una vez aplastadas tengan unos 5 cm de diámetro (la bola debe caber en la palma de nuestra mano, más o menos) y 1 cm de grosor.

A continuación las pasamos por harina y directas a la sartén con aceite muy caliente y abundante. Las maakouda no se deben tocar, así que freíd poca cantidad de cada vez. Cuando estén doradas - en un par de minutos - se sacan del aceite y se colocan sobre papel absorbente para que dejen el aceite sobrante.

Se pueden comer tal cual o bien dentro de un pan pita, acompañado de aros de cebolla o pimiento, aceitunas sin hueso, rodajas de tomate, cilantro etc. Ojo porque se deben comer calientes, así que a menudo lo mejor es pasar el pan pita por la sartén para evitar que el maakouda se enfríe con los ingredientes añadidos. 

No dejéis de hacer maakouda, os soluciona una cena sencilla en pocos minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario